© todos los derechos reservados

© todos los derechos reservados

18 jul. 2012

Cables

Me fascina el steampunk. El ciberpunk me gusta verlo. Supongo que es normal y común que cuando a uno le gusta algo de lo que ve, lo intente obrar por si mismo. En el primer caso me apeteció fabricar cachivaches dorados y oxidados a partir de relojes y tostadoras que seguían funcionando. Con el ciber tuve la osadía de intentar dibujar. Decidí con convicción que mejor se lo dejaba a los profesionales.


Una vez mas, me fascinaba ver el trabajo ajeno de manos y mentes pacientes que tejían redes interminables de cables, fibra óptica, botones y mechas relucientes usb. Probar a dibujar me sirvió para entender que me gustan mas las espadas y las capas de piel de oso, aunque la experiencia me gustó sobradamente.








No hay comentarios:

Publicar un comentario