© todos los derechos reservados

© todos los derechos reservados

2 nov. 2012

Yo, enfermera de Silent Hill

Halloween se nos quedó (muy) pasado por agua. Pero así es la vida, esto es Galicia. Sin embargo me lo pasé muy bien con los cuatro gatos que éramos. Este es el disfraz terminado y utilizado. No se veía un pimiento con la máscara, pero una grieta escondida por la que colar una pajita y beber no se me olvidó hacer.



Ni resfriado ni nada. Una espesa capa de maquillaje blanco protectora vale más que cualquier abrigo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario