© todos los derechos reservados

© todos los derechos reservados

23 ene. 2016

Se acaba enero, a los dioses gracias

Aunque a decir verdad este mes se ha pasado volando, y así de volando tiene que pasar febrero. Menudo mes sin personalidad... Y porque, y no creería ni media palabra si me dijeran hace años que yo diría esto, estoy deseando que llegue la primavera. El sol, el buen tiempo y... ay... que suban un poco las temperaturas, aunque de esto último si se que me arrepentiré.
En otro orden de cosas, estoy teniendo unos días bastante inspiradores, reveladores y todos los demás 
-dores positivos que haya. El blog de relatos sigue viento en popa, ya tengo en mente cuales serán las dos siguientes entradas (no, todavía no es público) y estoy dibujando mucho más rápido que estos dos meses de mie%&# pasados. El proyecto de KYRIE marcha viento en popa y el resto de proyectos también. Tengo muchas ganas de empezar a spamear a todo el mundo!

Por lo pronto, mientras os aguantáis a ver el minotauro terminado (hasta que esté acabado y su dueño lo vea primero no lo subiré) ahí va una imagen sexy. No lo había hecho hasta ahora porque no se me había ocurrido. 
He cambiado mi uniforme oficial para trabajar (y para todo lo demás). En esencia son casi todo acertados regalos de cumpleaños escogidos sabiamente: así soy yo desde el noviembre pasado.




***

No hay comentarios:

Publicar un comentario