© todos los derechos reservados

© todos los derechos reservados

3 jun. 2016

Empieza una nueva Era

Porque yo soy mucho de empezar eras cuando me parece bien, y la duración de las mismas también es un poco arbitrario, unas veces duran dos años, otras semana y media... Depende lo mucho o poco que llueva aquí donde vivo. Y aquí cuando llueve, llueve.

Aunque todavía estoy aclimatándome a mi nueva vida/casa (aclimatar = dejar una taza de café por aquí, las zapatillas por allá, lavar los cubiertos porque lo de comerse los yogures apretando el plástico con el puño dejó de ser guay a los 12 años... Vale, 16), hay cosas que ya van viendo la luz. El hecho de tener que encargarse de uno mismo (salvo la ropa sucia, esa va todos los lunes a casa de mi made) hace que tengas que moverte un poco y buscarte habichuelas mágicas. 
Ya he recibido ¡mi primer contrato! para firmar, enviar y a volaaar. Así como han aparecido a la vista otros proyectuelos con buena pinta que, bueno, ya se irá viendo como va la cosa, os mantendré al tanto de las posibles novedades. Mi trabajo serio cada vez va más sobre ruedas, se me va haciendo más sencillo, y hasta he estado recibiendo algunos cursillos exprés de marketing para aprender algo que nunca se me dio especialmente bien; vender mi trabajo. Vender mi trabajo, dibujar un buen CV, buscar nicho, contactos... Todas esas cosas que parecen tan imprescindibles y que sin embargo nunca había tenido ni la más remota idea de cómo atajar. Pues bien, da comienzo un nuevo reto, aprender sobre el virulento mundo empresarial y cómo sobrevivir a él. 

Mientras sigo con mi aprendizaje, traigo una de las ilustraciones que he estado haciendo últimamente (hay más, pero están sin terminar y estar urgía), de un posible proyecto. Sea o no sea, me ha encantado hacerlo, como una de mis muchas profesiones frustradas es la astronomía, este tipo de trabajos me dan una vidilla increíble, a parte de tener excusa para pasarme horas buscando en google imágenes de referencia chachis.

¿Qué será? Con un poco de suerte, podremos saberlo pronto. Hasta entonces y mientras tanto, ¡a disfrutar!






***

No hay comentarios:

Publicar un comentario