© todos los derechos reservados

© todos los derechos reservados

12 ago. 2012

Mi gorro de Mokona

Debe de llevar como 4 años conmigo. La verdad es que no lo recuerdo. Lo compré en un Salón del Manga en Barcelona cuando vivía allí y media chavalada catalana se lo puso para hacerse fotos. El gorro costó casi 10 euros, normal que echaran mano de uno que ya hubiesen comprado previamente... El caso es que es como una cornucopia de creatividad. Es ponérselo uno y ocurrírsele infinidad de ideas geniales de conquista mundial.

Tiene poderes mágicos. Poderes contra las afecciones más comunes que produce tener sentido del ridículo. Yo no lo tengo, ¿y usted?





No hay comentarios:

Publicar un comentario