© todos los derechos reservados

© todos los derechos reservados

24 mar. 2013

Escribir en tiempos de dolores de espalda

Escribir es difícil. Al menos, hacerlo bien. Hoy me he planteado (no en serio, obviamente) cambiar todo lo escrito, pensado, pactado y planeado, por haikus. Y a tomar viento. Tres frases cortas que ni rimen ni nada. Sería tan sencillo así...

Últimamente me he encontrado de forma arbitraria con desconocidos sumergidos en el tema de la literatura y las novelas, especialmente en el género fantástico, y las conversaciones han sido muy gratas con resultados plásticos e instructivos. Entre todos hemos llegado a la conclusión de que cada vez hay más novelas de pacotilla, y autores del mismo palo, generadas por el simple hecho de o bien ganar dinero desesperadamente, o bien pertenecer a un extraño boom de escritores saliendo de debajo de las piedras con obras muy cuestionables. Yo no soy una experta ni mucho menos, pero el cierto fondo que me corresponde me permite entender todo eso y comprobar que es cierto. 
Al menos tiene su lado bueno, el género de fantasía ha dejado de ser un simple género que se ha puesto de moda para convertirse en un referente importante. Lo que antes estaba en segundo plano, ahora cobra un protagonismo, creo, merecido. 

En otro término de asuntos, tengo una muela picada, me duele terriblemente la espalda y ya que me sacáis el tema del dinero, me hace falta. Como a todos. Cuando me toque la lotería os invito a todos a una hipoteca pagada con derecho a pequeño terruño para plantar tomates.


Y ya que estamos, os presento a otro de mis personajes. Oficialmente, entendiendo por oficial la primera corrección del borrador en la que estoy trabajando ahora, esta buena mujer aún no ha aparecido, pero yo la presento de todos modos en sociedad. 
En realidad de buena no tiene absolutamente nada. Es una bruja (tanto en el sentido literal como de alimaña), ninfómana, que persigue a los soldados de la índole de Horus para hacerles sufrir sus pecaminosas propuestas de mal bicho. Huele igual que una toalla mojada guardada en un cajón durante un mes, y en general es de género confuso. Es una de las hacedoras más importantes de la historia y tanto su pasado como su persona me han traído bastantes dolores de cabeza hasta que por fin di con la imagen de ella que quería. 
Con todos ustedes, Garnubia.





En el próximo capítulo: recursos y maneras  que tengo para inventarle los nombres a los personajes y personajas.


...




2 comentarios:

  1. Pobres haikus. Es que no sabes apreciar el arte de lo senzillo? xD

    Es verdad que hay un boom de fantasía, pero creo que es como en todo. No creo que haya género que no esté explotado ya. Y si no díselo al boom de thrillers que aparecieron después de Millenium...Bueno quizás sí queda un terreno aún por explotar: los haikus!

    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo hay pero no es como el boom de la literatura erótica que últimamente esta dando dolores de cabeza también pero con un nivel en ocasiones terrible xD aunque de todo hay en el huerto del señor en el caso de la fantasía (o ciencia ficción también) hay cosas muy buenas que estan apareciendo poco a poco =)

      Ya veras voy a incluir haikus en mi novela y cuando la leis todos sabreis de que va el asunto xDDD va a ser unas risas mas poco serias esto.... xD

      Eliminar