© todos los derechos reservados

© todos los derechos reservados

17 feb. 2016

Proyecto de cómic... ¡chan chan chan!

Porque el concepto novela gráfica tal vez es pasarse.... o no, ya me diréis.
Me he armado de valor y he comenzado un nuevo proyecto que en realidad no es tan nuevo. 
Hace algunos años improvisé unas pocas páginas sueltas de esta historia, por afán de investigación, dándome cuenta de que era tremendamente difícil. Hacer cómic es difícil a la vez que satisfactorio, y en este caso he decidido no ignorar más esa vocecilla que lleva años gritándome que lo haga. A penas empecé a abocetar una primera página, entendí el por qué de tantos gritos. 

Adquirí un gusto especial por el cómic mientras hacía bachiller. La historia es que, desde la posición privilegiada de mi mesa en clase, justo en el centro, a parte de ser diana de todas las miradas y dedos acusadores a la hora de escoger delegado, era sencillo para mi colocar mis bártulos de dibujo sobre el tablero y dedicar horas enteras, sin que me detectasen, a dibujar héroes en actitud de campaña y hacer páginas de un cómic que llegó a los dos tomos y medio. Todavía me río al repasarlo de lo ridículo que es. 
Y por cierto, aprobé bachiller con bastante buena nota pese al casi nula atención que ponía, que quede claro.
Así que hacer páginas de cómic ahora es mitad nostalgia, mitad vértigo. Pero un vértigo traducido en un gustirrinín difícilmente clasificable y descriptible que hace que la voz histérica se calle, y eso, me da la nariz, es señal de algo bueno. Que yo soy muy mística y veo señales en todas partes.

Así que, a menos que me salga un curro cómodo, seguro, de 2500€ al mes y que el poco tiempo que me deje libre tenga que invertirlo en cultivar mis aptitudes sociales y tomar gintonics, a parte de lo que ya estoy haciendo, iré dándole forma a mi historia interminable particular de todas las formas posibles. Tengo un primer borrador bastante avanzado, he comenzado una serie de relatos sueltos sobre el tema, y comienzo con la narración llevada a las viñetas... ¡Que me sea leve!


No podía empezar de otro modo, más que con ella. Mi chica favorita... 
Mi querida Mai.





***

2 comentarios:

  1. Ole tu, dale caña y pacienciaaaaa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sobre todo paciencia! x'D todo se puede poniéndole las dosis adecuadas de paciencia y cariño ^^ ¡todo lo andaremos!

      Eliminar